FARM Q and A-12-06302017120349

Juan Gonzalez Torres shows off the produce at his farm.

PHOTO BY SAIYNA BASHIR

Editor's note: Cap Times intern Rosario Dominguez interviewed Madison farmer Juan Gonzalez Torres in Spanish and translated their conversation for a Q&A feature originally published Sunday.


Juan Gonzalez Torres es un agricultor local y dueño de la granja Los Abuelos Farley Farm. Él aprendió sus habilidades agrícolas en el negocio familiar en México, donde su familia se ha dedicado a cultivar y vender vegetales desde que él era un niño.

González Torres llegó a Madison de Puebla, México en noviembre del 2003 para reunirse con su hermana. Entremedio, trabajó en el campo recogiendo uvas en California. En Madison, González Torres inicialmente trabajó en restaurantes por siete años pero terminó encontrando la manera de hacer lo que más amaba, la agricultura.

González Torres fundó Los Abuelos Farley Farm en el 2010. Está ubicada en la organización de Linda and Gene Farley Center for Peace, Justice & Sustainability en Verona. La granja forma parte de una incubadora de granja introducida por el Farley Center en el 2010. González Torres le dio este nombre en honor a Linda and Gene, quienes le ayudaron a empezar su negocio de agricultura.

La incubadora de granja provee a agricultores aspirantes terreno, herramientas, educación, y asistencia mercadotécnica para ayudarles a vender sus cosechas. Actualmente hay siete negocios agricultores representados por personas de varias culturas y González Torres no solo es agricultor del centro pero también ha ejercido posición como miembro del consejo.

González Torres vende sus cosechas a través de Los Jalapeños CSA (Agricultura Apoyada por la comunidad) que se formó en el 2011. Aquellos que toman parte de la CSA pagan una cuota de $450 para recibir una caja de productos orgánicos de temporada, semanalmente, por 20 semanas. También se puede encontrar a González Torres vendiendo sus cosechas en farmer’s markets, El Mercadito en el Centro Hispano y en frente de la oficina del Departamento de Salud WIC.

También le vende sus cosechas a restaurantes locales como Sabor a Puebla, donde su hermana es dueña.

¿Que lo motivó a comenzar la granja?

Siempre me gustó producir, entonces siempre tenía eso de producir. Una vez iba yo en el autobús y vi un jardín comunitario donde muchas personas estaban sembrando y me llamó la atención. Finalmente había donde podía sembrar algo. Después fui a informarme y allí es donde empecé a sembrar para el consumo.

Yo tenía unas semillas que aquí no se sembraban, que nosotros usamos en nuestra comida. Después planté las semillas, que eran originarias de México, y empecé a sembrar.

La encargada del jardín comunitario era Janet Parker. Ella iba a la iglesia Quaker. Los dueños de la propiedad, que eran doctores, también iban a la iglesia Quaker. Ellos dijeron que tenían tierras y querían que alguien sembrara en sus terrenos. Aquí ya sembraban los Hmong, ellos solo sembraban para consumo y siguen sembrando todavía.

Mucha gente quería lo que yo ya estaba sembrando, principalmente lo de México. Entonces decidí que iba a buscar un lugar donde empezar a sembrar. Es cuando me vine aquí y empecé a cultivar con menos de un cuarto de acre.

¿Alguna vez pensó que tendría su propia granja en Estados Unidos?

No, pero sí me habría gustado porque es lo que hacía en México. No venía a esto pero si hubiera una posibilidad si lo haría.

¿Qué diferencias hay en cultivar aquí y en México?

Es mucha la diferencia. Allá en México puede uno plantar todo el año y aquí nada más una temporada. También está bien porque aquí puedo descansar un tiempo y volver a trabajar.

Van dos inviernos que descanso porque ahora trabajo demasiado, como doble turno. Entonces si quedo muy cansado.

Son un poco diferente los vegetales de aquí y de allá. Muchos son nuevos. Por ejemplo los kohlrabi nunca los había visto. También hay unos zucchinis diferentes. Los zucchinis amarillos nunca los había visto. Los tomates heirloom de colores tampoco los había visto.

También hay muchos vegetales que yo traje de aquí, que la comunidad aquí no los conocía. Ahorita ya los americanos comen flores de calabaza, que antes nunca las comían. Ahora comen unas yerbas como pápalos, pepichas, hasta las verdolagas. Yo las vendo en el mercado y me dicen los americanos “¡Yo tengo mucha comida en mi jardín! Ahora estoy comiendo de mi jardín esas yerbas que antes no las comía.”

¿Usted cree que los inmigrantes, específicamente mexicanos, tienen la oportunidad de poder hacer lo mismo que hacían en México?

Bueno muchos vienen y a lo mejor ya están aburridos de hacer lo mismo y buscan mejores oportunidades y dejan el campo. Por ejemplo, hay muchas personas que he invitado a trabajar, pero no les gusta venir aquí a ensuciarse de lodo. Prefieren estar trabajando en un restaurante donde a lo mejor es más pagado y menos trabajo. Por ejemplo ahorita estuve trabajando desde la mañana porque tenía un pedido grande y tuve que terminarlo.

¿A quién le vende su cosecha?

Yo vendo en un CSA con 49 miembros y también vendo en farmer's markets los sábados, domingos, y miércoles. También vendo en el WIC donde dan cupones para las mujeres embarazadas. Las personas que van por su cheque en el WIC allí pueden comprarme comida.

¿Me puede decir que es un CSA?

Es donde las personas apoyan la agricultura. Por ejemplo, a mí me pagan antes de que yo les de los productos y eso me ayuda a comprar lo que necesite, cómo semillas o abonos orgánicos.

¿Es como una membresía?

Si, tienen una membresía conmigo y les tengo que dar 20 semanas de vegetales.

¿Son personas regulares o negocios?

Son personas regulares. Si tienen seguro médico, el seguro les paga más o menos la mitad del precio. Les dan 200 dólares si compran una caja de CSA.

Tiene una hermana que tiene un restaurante y ella le compra producto. Aparte de ese restaurante ¿hay algún otro restaurante que le compra?

Estamos en una cooperativa y esa persona encargada de la cooperativa se hace cargo de vendernos en muchos restaurantes. Hay muchos restaurantes de lujo en Madison.

¿Está usted involucrado en la comunidad aparte de vender sus productos?

No mucho pero venderle a la comunidad productos frescos y a un buen precio y también poder vender a personas del WIC, yo pienso es un trabajo comunitario. También lo que sobra en los mercados lo donamos para el pantry (la despensa).

¿Qué consejo le daría a otro inmigrante que llega aquí y que no está contento con su trabajo o con lo que está haciendo aquí?

Debe de buscar un trabajo con el que esté contento. Como yo aquí estoy contento con lo que yo estoy haciendo. Cualquier podría decir que estoy trabajando demasiado o que estoy en el lodo pero si ese es el trabajo que a mí me gusta, no siento que es trabajo. Otros pueden hacer lo mismo y buscar un trabajo que les guste. Por ejemplo si están en un restaurante y no están a gusto, que busquen un trabajo donde estén a gusto.

Preguntas & Respuestas: La granja de Juan González Torres combina productos de México y de Wisconsin

Juan Gonzalez Torres es un agricultor local y dueño de la granja Los Abuelos Farley Farm. Él aprendió sus habilidades agrícolas en el negocio familiar en México, donde su familia se ha dedicado a cultivar y vender vegetales desde que él era un niño.

González Torres  a Madison de Puebla, México en noviembre del 2003 para reunirse con su hermana. Entremedio, trabajo en el campo recogiendo uvas en California. En Madison, González Torres inicialmente trabajo en restaurantes por siete años pero termino encontrando la manera de hacer lo que más amaba, la agricultura.

González Torres comenzó Los Abuelos Farley Farm en el 2010. Está ubicada en la organización de Linda and Gene Farley Center for Peace, Justice & Sustainability en Verona. La granja forma parte de una incubadora de granja introducida por el Farley Center en el 2010. González Torres le dio este nombre en honor a Linda and Gene, quienes le ayudaron a empezar su negocio de agricultura.

La incubadora de granja provee a agricultores aspirantes terreno, herramientas, educación, y asistencia mercadotécnica para ayudarles a vender sus cosechas. Actualmente hay siete negocios agricultores representados por personas de varias culturas y González Torres no solo es agricultor del centro pero también toma posición como miembro del consejo.

González Torres vende sus cosechas a través de Los Jalapeños CSA (Agricultura Apoyada por la comunidad) que se formó en el 2011. Aquellos que toman parte de la CSA pagan una cuota de $450 para recibir una caja de productos orgánicos de temporada, semanalmente, por 20 semanas. También puede ver a González Torres vendiendo sus cosechas en farmer’s markets, El Mercadito en el Centro Hispano y en frente de la oficina del Departamento de Salud WIC.

También le vende sus cosechas a restaurantes locales como Sabor a Puebla, donde su hermana es dueña.

¿Que lo motivo a comenzar la granja?

Siempre me gusto producir, entonces siempre tenía eso de producir. Una vez iba yo en el autobús y vi un jardín comunitario donde muchas personas estaban sembrando y me llamo la atención. Finalmente había donde podía sembrar algo. Después fui a informarme y allí es donde empecé a sembrar para consumo.

Yo tenía unas semillas que aquí no se sembraban, que nosotros usamos en nuestra comida. Después plante las semillas, que eran originarias de México, y empecé a sembrar.

La encargada del jardín comunitario era Janet Parker. Ella iba a la iglesia Quaker. Los dueños de la propiedad, que eran doctores, también iban a la iglesia Quaker. Ellos dijeron que tenían tierras y querían que alguien sembrara en sus terrenos. Aquí ya sembraban los Hmong, ellos solo sembraban para consumo y siguen sembrando todavía.

Mucha gente quería lo que yo ya estaba sembrando, principalmente lo de México. Entonces decidí que iba a buscar un lugar donde empezar a sembrar. Es cuando me vine aquí y empecé a cultivar con menos de un cuarto de acre.

As Madison as it gets: Get Cap Times' highlights sent daily to your inbox

¿Alguna vez pensó que tendría su propia granja en Estados Unidos?

No, pero si me habría gustado porque es lo que hacía en México. No venía a esto pero si hubiera una posibilidad si lo haría.

¿Qué diferencias hay en cultivar aquí y en México?

Es mucha la diferencia. Allá en México puede uno plantar todo el año y aquí nada más una temporada. También está bien porque aquí puedo descansar un tiempo y volver a trabajar.

Van dos inviernos que descanso porque ahora trabajo demasiado, como doble turno. Entonces si quedo muy cansado.

Son un poco diferente los vegetales de aquí y allá. Muchos son nuevos. Por ejemplo los kohlrabi nunca los había visto. También hay unos zucchinis diferentes. Los zucchinis amarillos nunca los había visto. Los tomates heirloom de colores tampoco los había visto.

También hay muchos vegetales que yo traje de aquí, que la comunidad aquí no los conocía. Ahorita ya los americanos comen flores de calabaza, que antes nunca las comían. Ahora comen unas yerbas como pápalos, pepichas, hasta las verdolagas. Yo las vendo en el mercado y me dicen los americanos “¡Yo tengo mucha comida en mi jardín! Ahora estoy comiendo de mi jardín esas yerbas que antes no las comía.”

¿Usted cree que los inmigrantes, específicamente mexicanos, tienen la oportunidad de poder hacer lo mismo que hacían en México?

Bueno muchos vienen y a lo mejor ya están aburridos de hacer lo mismo y buscan mejores oportunidades y dejan el campo. Por ejemplo, hay muchas personas que he invitado a trabajar, pero no les gusta venir aquí a ensuciarse de lodo. Prefieren estar trabajando en un restaurante donde a lo mejor es más pagado y menos trabajo. Por ejemplo ahorita estuve trabajando desde la mañana porque tenía un pedido grande y tuve que terminarlo.

¿A quién le vende su cosecha?

Yo vendo en un CSA con 49 miembros y también vendo en farmer's markets los sábados, domingos, y miércoles. También vendo en el WIC donde dan cupones para las mujeres embarazadas. Las personas que van por su cheque en el WIC allí pueden comprarme comida.

¿Me puede decir que es un CSA?

Es donde las personas apoyan la agricultura. Por ejemplo, a mí me pagan antes de que yo les de los productos y eso me ayuda a comprar lo que necesite, como semillas o abonos orgánicos.

¿Es como una membresía?

Si, tienen una membresía conmigo y les tengo que dar 20 semanas de vegetales.

¿Son personas regulares o negocios?

Son personas regulares. Si tienen seguro médico, el seguro les paga más o menos la mitad del precio. Les dan 200 dólares si compran una caja de CSA.

Tiene una hermana que tiene un restaurante y ella le compra producto. Aparte de ese restaurante ¿hay algún otro restaurante que le compra?

Estamos en una cooperativa y esa persona encargada de la cooperativa se hace cargo de vendernos en muchos restaurantes. Hay muchos restaurantes de lujo en Madison.

¿Está usted involucrado en la comunidad aparte de vender sus productos?

No mucho pero venderle a la comunidad productos frescos y a un buen precio y también poder vender a personas del WIC, yo pienso es un trabajo comunitario. También lo que sobra en los mercados lo donamos para el pantry (la despensa).

¿Qué consejo le daría a otro inmigrante que llega aquí y que no está contento con su trabajo o con lo que está haciendo aquí?

Debe de buscar un trabajo con el que esté contento. Como yo aquí estoy contento con lo que yo estoy haciendo. Cualquier podría decir que estoy trabajando demasiado o que estoy en el lodo pero si ese es el trabajo que a mí me gusta, no siento que es trabajo. Otros pueden hacer lo mismo y buscar un trabajo que les guste. Por ejemplo si están en un restaurante y no están a gusto, que busquen un trabajo donde estén a gusto.